Belleza

¿Qué debes buscar en una Crema Antiedad?

Las cremas antiedad están experimentando un verdadero boom en los últimos años. Todos los años salen nuevas cremas antiedad con ingredientes novedosos que prometen dejar en vergüenza a las de la competencia. Por lo tanto, puede ser un mundo por el que es muy difícil navegar si no se tienen los conocimientos necesarios para ver más allá de las promesas y promociones.

Algo que me gusta advertir desde el principio es que no debemos engañarnos. Los milagros no existen. No podemos esperar que una crema determinada pare en seco el paso del tiempo por muchas promesas que nos hagan durante su promoción o lo cara que sea.

Pero eso no significa que tengamos que apartarnos totalmente de las cremas antiedad. Nuestro rostro necesita ayuda para lucir lo mejor posible con el paso de los años, por lo que tenemos que proporcionársela de la mejor forma posible.

Por ello, quiero dedicar las siguientes líneas a proporcionarte trucos y consejos que te ayudarán a saber qué es lo que debe tener una crema antiedad para resultar realmente útil. Si eres un hombre, también tengo recomendaciones interesantes para ti sobre la importancia de la hidratación de la piel.

-Escoge una crema antiedad que tenga propiedades hidratantes. Uno de los problemas que se desarrollan con el paso de los años es el de la sequedad en la piel.

Nuestra piel pierde elasticidad e hidratación, lo que fomenta la aparición de arrugas, grietas y marcas de expresión, así como otros síntomas muy molestos como la rigidez, la irritabilidad o el escozor.

Por lo tanto, es importante que mantengamos nuestra piel bien hidratada con el paso de los años. Yo recomiendo que, además de una buena crema antiedad, se usen también productos hidratantes adicionales, como tónicos y geles hidratantes.

Sin embargo, nutrición e hidratación es lo que tu piel más necesita con el paso de los años, por lo que es importante que tu crema antiedad tenga este factor en cuenta para ser verdaderamente útil.

-Busca factores de protección contra el sol y los elementos externos. En muchas ocasiones, nos olvidamos de las circunstancias externas a la hora de ocuparnos del cuidado de nuestra piel. Sin embargo, éstas son my importantes y debemos tenerlas en cuenta.

El viento, la lluvia y sobre todo, el sol, pueden perjudicar mucho nuestra piel en todo momento.

Sin embargo, con el paso del tiempo, nuestra piel tendrá cada vez más problemas para regenerarse y será más fina, por lo que la aparición de manchas o incomodidades será cada vez más común.

Además, está comprobado que el sol aumenta la sequedad y fomenta el envejecimiento de la piel, por lo que hay que establecer una barrera entre sus rayos y tu piel a como dé lugar.

Por lo tanto, te recomiendo que escojas una crema antiedad que incluya un alto factor de protección contra el sol para evitar sus efectos dañinos.

-Busca una crema que contenga elementos de probada eficacia para la lucha antiedad. Si bien, como he indicado antes, los milagros no existen, sí que existen diversos elementos que se ha comprado que ayudan realmente a disminuir los signos de la edad.

Sin embargo, muchas cremas antiedad promocionan la inclusión de ingredientes exóticos cuya eficacia no está probada, en vez de incluir elementos más comunes que han sido aprobados por estudios científicos.

Por ello, te recomiendo que leas cuidadosamente la lista de ingredientes que componen una crema antiedad antes de comprarla y escojas aquella que tenga estos elementos.

Los ingredientes antiedad de este tipo más comunes son la famosa coenzima Q10, la kinetina, el retinol y la vitamina C, aunque también te recomiendo que tengas en cuenta otros como el extracto de té verde o cafeína.

En este ámbito, es mejor apostar sobre seguro que dejarnos deslumbrar por ingredientes exóticos que no sabemos realmente si funcionan o no.

-Evita las cremas que contengan un alto contenido el alcohol y productos similares. El alcohol se usa con más frecuencia de la que podrías llegar a pensar en todo tipo de cosméticos.

Sin embargo, el alcohol puede llegar a perjudicar mucho la piel y la suele resecar enormemente, por lo que se debe evitar en la medida de lo posible.

Por ello, escoge una crema que no presente unos altos niveles de alcohol o productos similares en su composición. Te aseguro que tu piel te lo agradecerá.

-Trata de escoger una crema antiedad adaptada a tu rango de edad. Cuando pensamos en una crema antiedad, generalmente la asociamos a mujeres de piel madura.

Pero, de hecho, se recomienda que se empiecen a utilizar cremas antiedad a partir de los 25 años. Sin embargo, las necesidades que presenta la piel de una mujer de 30 años no son las mismas que tiene una de 60.

Es imprescindible buscar una crema que se adapte específicamente a tu rango de edad y a tu tipo de piel.

La mayoría de los productos antiedad indican para qué tipo de piel o rango de edad están destinados, pero otros no, por lo que es importante que tú misma conozcas las necesidades de tu piel.

Por ejemplo, si tienes entre 20 y 30 años, lo más importante es que elijas una crema rica en antioxidantes y que protejan tu piel de factores externos, como el sol y los efectos de la contaminación y la sociedad.

A partir de los 40, también debes tener en cuenta los antioxidantes y la protección extra, pero debes escoger una tonifique y suavice la piel al mismo tiempo que proteja las zonas más vulnerables a la aparición de arrugas, como la zona de los ojos o la boca.

Por último, a partir de los 50, lo más importante es la hidratación, dado que la sequedad de la piel se convertirá en el principal problema a combatir.

Así pues, dado que las necesidades de tu piel son diferentes según la edad, no dejes de tener este factor en cuenta cuando elijas tu crema antiedad.

Existen otros factores que te pueden ayudar a la hora de escoger una buena crema o producto antiedad. ¿Cuáles son tus trucos? ¡No dejes de contármelos!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: